Loading...
tipografía baskerville

Baskerville; el Impresor Total

Baskerville, conocido como «el Impresor Total», debido a sus experimentaciones que se extienden por todo el proceso de impresión y los elementos que intervienen en el mismo. Desde los diversos tipos de punzón utilizados en la tipografía, la tinta o el papel, llegando incluso a mejorar los procesos de impresión.

diferentes variantes Baskerville

Nace en 1706 en una granja y la siguiente ubicación en la que se tienen referencias es en la próspera ciudad de Birmingham donde permanece hasta su muerte. La ciudad es un gran centro de actividad industrial manufacturera y metalúrgica referente en la Europa del s.XVIII. Grandes negocios que fomentarían una clase media influyente (científicos, librepensadores,…) Baskerville se puede considerar un integrante de esta nueva clase en alza. Imparte clases de caligrafía y posee un pujante negocio de grabado en piedra, posteriormente uno de lacado de muebles que proporcionará un seguro sustento para poder experimentar y arriesgar en sus futuras inquietudes: la tipografía, el diseño de letras, los procesos de impresión y producción editorial. En todos estos campos aporta mejoras tanto técnicas como estilísticas.

Baskerville vivió cómodamente, sin embargo murió sin un reconocimiento claro por parte de los impresores ingleses. Es curioso, que los reconocimientos le llegasen desde el extranjero. Bodoni, admiró y estudió sus trabajos. Benjamín Franklin, le hizo partícipe su admiración e incluso promovió la implantación de su tipografía en las imprentas de Estados Unidos.

«La itálica de Baskerville es una de las mejores de todas las fundiciones inglesas, y sus libros son piezas maestras por la brillantez y los tipos utilizados»

–Pierre simon Fournier

Para apreciar la influencia de Baskerville es necesario tener una perspectiva panorámica del momento histórico y geográfico en el que desarrolló su actividad. No se puede entender su obra sin considerar sus aportaciones en el diseño tipográfico, la fabricación del papel o las mejoras técnicas en la composición de la tinta. Incluso la prensa que utiliza para imprimir sus libros, presenta mejoras mecánicas, mejor rendimiento y exactitud en la homogeneidad de la presión sobre la plancha que las de otros impresores contemporáneos. Año tras año y con el único objetivo de la excelencia mejoró todas las técnicas que estaban presentes en la industria editorial.

No llegó a estar bien considerado por sus coetáneos impresores de la Inglaterra del siglo XVIII en gran medida por su excéntrica vida social y la exclusividad de sus publicaciones. Un hombre que vive en familia con su ama de llaves y sus hijos, sin estar casados; se traslada por las calles en un carruaje lacado como sus muebles, con inscripciones y dibujos no es de extrañar que no estuviese bien visto en la época.

Ediciones suntuosas, con gran presencia de blanco en la composición de página y una calidad excepcional para la época le colocan entre los grandes impresores del s.XVIII. Junto a William Bulmer en Inglaterra, Bodoni en Italia o Didot en Francia. Los trabajos de Baskerville representan una visión ecléctica y un crisol de algunas de las técnicas que ha estado practicando durante largos años.

Baskerville contrató al abridor de punzones John Handy que trabajó con él más de 20 años y posteriormente a Robert Martin que con el paso del tiempo se convertiría en el responsable del taller. Esto nos da cuenta de la necesidad de artesanos especialistas en las distintas fases de la producción de una familia tipográfica en plomo.

El primer gran libro que aglutina las distintas experimentaciones en las que ha ido trabajando es el Bucólica de Virgilio de 1757.

Papel «vitela»
La calidad del papel que se utilizaba en esta época y en Inglaterra concretamente no era satisfactorio y mucho menos para las características del tipo desarrollado por John Baskerville. Este busca una solución y la encuentra en el fabricante de papel James Whatman. Cercano al momento en el que está terminando el proceso de fundido de su familia tipográfica, hacia 1756, utiliza papeles que se fabrican en el molino de Whatman. Bien solicitando la fabricación de un papel con características especiales, o que el papel ya está en el catálogo.

Mediante un proceso de mejora en la fabricación, se consigue que éste sea más liso y delgado que los que se producían por aquel momento. Se conoce como papel «vitela». Esto proporciona una impresión mas detallada que revela las innovaciones estilísticas conseguidas en las letras de Baskerville. Entre 1754 y 1757 trabaja en esta línea de experimentación para poder llegar a imprimir todos los detalles del tipo en el que estaba trabajando. Un paso más en su exigente carrera de excelencia.

«Calandrado»
Esta es una técnica que John Baskerville utiliza para conseguir un papel con una terminación mucho más lisa. Después de imprimir los pliegos, estos se pasan por unos rodillos de cobre calientes. El proceso elimina las marcas que deja la trama metálica del molde de fabricación y el golpe del tipo sobre el papel dando como resultado una superficie mas lisa y suave.

Características formales de la Baskerville

características formales Baskerville

Durante unos seis u ocho años trabaja en el dibujo y definición del nuevo carácter. Busca la absoluta proporción. Define una tipografía clara y muy legible que ha sido ampliamente utilizada sobre todo en la edición de libros.

La tipografía Baskerville es una construcción formal a caballo entre la tradición del trazo caligráfico y la racionalización o mecanización de las formas modernas. La tipografía comienza a tomar un giro hacia la forma industrializada.

Baskerville funde una única fuente que presenta en varios tamaños y formas. En muchas de las letras se aprecian influencias de la escritura caligráfica inglesa: la cola de la Q mayúscula o la característica g minúscula.

trazo caligrafía Baskerville

serifas Baskerville

Con el paso del tiempo la Baskerville ha ido ganando la posición que realmente merecía. Despierta interés en los fundidores de la época, en los cuales se nota rápidamente su influencia. La propuesta de Zuzana Licko en 1996 es el ejemplo más cercano. Con su Mrs.Eaves, desde su mismo nombre –utiliza para ello el apellido del ama de llaves– y por supuesto el mismo «espíritu clásico» en sus formas.

Las marcas en un entorno multicanalCurso branding: claves para comprender la gestión de una marca