Loading...
claves para hacer una buena presentación

8 claves para hacer una buena presentación

Las presentaciones son herramientas de trabajo muy presentes en nuestro día a día. Sin embargo, no por ser muy comunes resultan fáciles de hacer. Cada vez es más frecuente que nos soliciten ayuda para hacer presentaciones; no solo para el diseño, sino también para decidir qué y cómo contarlo.

El CÓMO es tan importante, incluso más, que el QUÉ. De poco sirve que tengas el súper producto, la súper idea o la súper empresa si no logras llegar a tu audiencia. Que seas capaz de convencer, de entretener, de educar o de motivar dependerá de cómo articules tu mensaje.

Ahí van algunas de las pautas que tenemos en cuenta para construir una buena presentación.

Huye del yo, mi, me, conmigo

Que esta pauta esté en primer lugar no es casualidad. Tenemos mucha tendencia a articular todos los mensajes desde nuestro ombligo. “Mi producto es el mejor, el más innovador …” y nos olvidamos de que lo que hace nuestro producto mejor no es que lo digamos nosotros sino el hecho de que realmente cubra una necesidad de su usuario. Así que a la hora de construir el argumento de tu presentación ponte en la piel de tu audiencia: lo que le cuentas ¿por qué es importante para tu público?

Idea faro

Busca el “Para qué” de tu mensaje. Una frase que condense toda la presentación. Esta frase será el eje sobre el que vas a construir la presentación. No quieras contarlo todo en una frase, utiliza solo alrededor de 8 palabras.

Es una historia

No es un ppt. Es una historia que tiene un objetivo (emocionar, convencer, educar …). Así que construye tu presentación como una historia. Empieza despertando interés y adelantando algo de contenido para ganarte a la audiencia. Coge una hoja en blanco y escribe tu historia, de momento olvídate del ppt.

Haz “cajitas”

Divide tu historia en pequeños fragmentos. ¡Ojo! no se trata de que cuentes la historia en fragmentos inconexos, sino que dividas la información en pequeños fragmentos para que sea más fácil de argumentar y entender.

Argumenta las “cajitas”

Razona y argumenta esas ideas que soportan tu historia. Que tu público te siga en el discurso y entienda el porqué de lo que le estás argumentando. La idea es que tu historia quede argumentada y razonada de modo que la conclusión sea casi evidente y se comprenda perfectamente.

Enlaza las ideas

A veces corremos el riesgo de que al dividir en “cajitas” la historia quede construida por retazos. No se trata de eso. Si has hecho el ejercicio de escribir tu historia en papel, enlazando las ideas, evitarás esto. El objetivo es que tu presentación fluya como un relato, como si le estuvieras contando una historia a alguien.

Lo bueno, si breve, dos veces bueno

Huye de las oraciones complejas, de palabras grandilocuentes y de presentaciones muy largas. Nuestra atención es limitada, más cuando estamos en actitud de escucha, así que busca la forma de resolver tu presentación / historia de forma breve y directa.

Corazón

En octavo lugar pero tan importante como la primera pauta. Ponle cariño y emoción a lo que haces y dices. Si tú no te lo crees, si tú no lo vives con emoción ¿lo va a hacer tu audiencia?

Resumiendo; estructura, razona y vive tu historia

Branding y emprendimiento: 8 errores comunesDiferenciación VS Relevancia