Loading...
claves branding digital

9 claves del branding digital

Antes de desgranar estas 9 claves me gustaría reflexionar acerca de qué es el "branding digital". Lo entrecomillo porque bajo nuestro punto de vista existe el branding o la gestión estratégica de la marca. Y para gestionar una marca se pueden usar canales online o canales offline. De manera que los apellidos online, digital, offline … no son más que los canales para trabajar el posicionamiento de la marca. A medida que han nacido nuevos soportes las marcas han ido adaptando sus mensajes y sumando estos canales a sus estrategias.

Evidentemente la digitalización ha provocado, y está provocando, muchos cambios en la forma de comunicarnos:

Estos son solo algunos de los cambios. Cambios que a nosotros como consultores de marca nos ofrecen nuevos retos y oportunidades.

La gestión de la marca siempre ha de estar basada en una estrategia global que responda a los objetivos del negocio fijados previamente.

Estos objetivos pueden ser generar notoriedad, fidelización, incremento de ventas, llegar a nuevos segmentos, lanzar un nuevo producto … Y la estrategia en los canales digitales es solo una vía para cumplir con esa estrategia global y con esos objetivos.

Como hemos dicho en varias ocasiones, los mensajes que se lanzan en cada canal deben adaptarse al mismo pero han de ser coherentes entre sí. Imagina que estás visitando la web de tu proveedor de material de oficina, a la vez estás hablando con él en Twitter y consultando su catálogo de papel: la experiencia en cada uno de estos canales ha de ser coherente y conformar una experiencia de marca clara y diferenciada.

Vamos a ver qué variables son importantes para trazar una estrategia digital que cumpla con los objetivos de negocio, que de eso se trata.

1. Los objetivos de negocio como guía

La gestión de la marca y la forma en la que ésta se implementa en los distintos canales, sean offline u online, han de responder a las necesidades presentes y futuras de la compañía. Por eso cuando trazamos la estrategia online de un negocio lo primero es tener en cuenta qué objetivos persigue la compañía para adecuar las acciones a estos objetivos.

2. Foco

Tenemos multitud de opciones en el mundo digital; Facebook, Twitter, Pinterest, LinkedIn, YouTube, Vímeo, web, blog,vídeo-blog, email marketing, WhatsApp marketing … y otras trescientas opciones más. Esto puede provocar que se ponga el foco en las herramientas, pero lo realmente importante es trazar una estrategia. Decidir qué canales y qué mensajes atendiendo a esta estrategia. Ese será siempre el primer paso cuando tracemos un plan de marca digital.

3. Flexibilidad

La estrategia está ahí como faro a seguir pero ha de ser flexible. Las tendencias, el mercado, los soportes varían muy rápidamente. Tenemos que tener la capacidad de adaptar nuestras acciones a este entorno cambiante.

4. Coherencia

Un usuario conecta con la marca en multitud de canales diferentes. Es fundamental que todos ellos sean coherentes entre sí para lograr la confianza y credibilidad en la marca.

5. Mix

El punto anterior es especialmente importante si tenemos en cuenta que trabajamos en canales online y offline. Como decíamos más arriba nuestro usuario tiene que tener claro con qué marca / empresa está hablando independientemente del soporte que esté consultando.

6. Experiencia de marca

Esta coherencia en los distintos soportes es lo que dotará a la empresa de una experiencia de marca clara y diferenciadora, fundamental para lograr notoriedad y fidelización. Además los canales digitales ofrecen una maravillosa oportunidad para comunicarnos con el cliente.

7. Medición y monitorización

En la fase de ejecución de la estrategia digital es fundamental medir y controlar los kpis definidos. No tiene ningún sentido ejecutar sin medir pues será la medición y monitorización lo que nos permitirá leer los resultados y dirigir y adaptar la estrategia.

8. Adaptación

Pero los datos por sí mismo no tienen ningún valor. Medimos para saber si estamos cumpliendo objetivos y corregir la estrategia si fuera necesario. Los datos son la herramienta para dar respuesta a las necesidades de los clientes y para adaptar nuestras acciones y mensajes.

9. Implicación con los usuarios

Los canales digitales ofrecen una oportunidad fantástica para ser transparentes, para comunicarse con los clientes y para involucrarles en las decisiones de la marca.

Como vemos, los pasos a seguir en una estrategia digital no son muy distintos de una estrategia offline. La riqueza de lo digital es la rapidez para obtener datos, la comunicación directa con el usuario y la facilidad de adaptación.

Es precisamente esta inmediatez y capacidad de adaptación la que a veces juega malas pasadas y provoca que algunas empresas se lancen al mundo digital sin reflexionar demasiado por aquello de es “fácil” corregir. Sin embargo, no debemos dejarnos llevar por esta idea, como cualquier acción ha de estar definida bajo unos objetivos y una línea estratégica.

Presentamos nuestro video Interkultura para Unesco Etxea